Centro de negocios, un concepto que toda empresa necesita

Sin duda vivimos una etapa de cambios constantes en la manera en que llevamos las actividades cotidianas de la vida. La manera en cómo compramos, vivimos, nos comunicamos está siendo modificada radicalmente y es importante mantenernos actualizados, sobre todo, si trata del mundo de los negocios, en el que el que más rápido se adapte a los nuevos modelos económicos, tendrá más posibilidades de sobrevivir.

Parece ser que uno de los lemas más importantes dentro de esta nueva ola de procesos comerciales es la reducción de gastos, pues hoy más que nunca el campo económico sufre fluctuaciones importantes y poco predecibles, así que entre más reduzcamos los gastos de operación, podremos mantener finanzas sanas   .

En cuanto a mobiliario y centros de operaciones se refiere, lo que se ha puesto muy de moda es la renta de espacios de trabajo que nos permiten funcionar como si la oficina fuera comprada sin la necesidad de pagar un alto costo por su uso. Además esto permite un mejor manejo de las actividades operativas, evitando algunas que se vuelven rutinarias y que sólo detienen la fluidez con que debe marchar un negocio. Es aquí donde surgen los centros de negocios, un concepto que arropa los recursos humanos y materiales que toda empresa necesita para marchar correctamente.

toda empresa necesita un centro de negocios

Si se tratará de hacer una analogía para comprenderlo, se podría pensar en una especie de “hotel”, en la que cada arrendador cuenta con un espacio privado —ya sea una oficina o una sala de juntas— que le permita trabajar cómodamente, pero además de contar con zonas comunes con servicios útiles como recepcionista y secretarias.  Entonces, un centro de negocios esta conformados por oficinas, salas de juntas —que son independientes para cada uno de los contratantes, contando con los servicios específicos que cada uno necesite—, recepción, manejo de agenda, pasillos —que son de uso común para todos los arrendadores.

Son tres los elementos importantes de este nuevo modelo de trabajo: primero permite tener un lugar inmediato con la infraestructura necesaria para comenzar a trabajar: nada de mudanzas engorrosas que atrasan las actividades. Segundo hay un gran ahorro en costos no sólo de renta o compra de espacios, sino de mantenimiento como lo son la limpieza, energía y equipamiento, ya que el centro de negocios cuenta de antemano con todo ello. Finalmente, los términos de contratación son altamente flexibles.

En Oficinas IBS le ofrecemos el concepto de Centro de Negocios con todas las comodidades y servicios para cubrir las necesidades de su empresa.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*



*