Oficinas Virtuales DF: evite la rotación de personal

Oficinas-Virtuales-DF-oficinasibs

Las oficinas son una parte indispensable dentro de toda empresa, pues es en ellas donde se llevan a cabo varias de las actividades más importantes y sin las cuales sería imposible el éxito en los negocios. Es por ello que si usted camina en alguna urbe de nuestro país, por ejemplo en la Ciudad de México, encontrará que casi todas las compañías, pequeñas, medianas y grandes, cuentan con el respaldo de una oficina en sus instalaciones. Si un empresario no dispone de este tipo de espacio de trabajo, será muy difícil que su firma alcance la estabilidad y el éxito que toda organización lucrativa desea. En ello estriba su importancia.

Sin embargo, existen emprendedores que no pueden costear la construcción de uno de estos sitios de trabajo donde los oficinistas cumplen sus deberes, o que simplemente quieren reducir gastos e invertir en otras cosas para hacer crecer su negocio. Para ellos, ha surgido una alternativa nacida con el desarrollo de la tecnología y los medios de comunicación, la cual, es cada vez más aceptada en las dinámicas de las empresas debido a su flexibilidad e inmediatez. ¿A qué nos referimos? A las oficinas virtuales DF, por supuesto.

La rotación de personal parece un proceso muy normal, pero no es así. Se trata de un defecto que tiene sus raíces en la empresa y que generalmente es causado por las mismas consecuencias, es decir, se desconocen los efectos que trae consigo cambiar gente (creyendo que es lo más adecuado) y por lo tanto, se siguen realizando los cambios hasta encontrar al personal correcto. Cuando se trata de obtener al equipo de trabajo más apto este método resulta perfecto, más no es así cuando se practica con frecuencia.

Cambiar constantemente de gente implica una continua inducción a la empresa, además de una considerable pérdida de dinero y tiempo en capacitación (sin olvidar la generación de identidad con los objetivos). La frecuente sustitución de empleados hace que los equipos de trabajo pierden confianza en los líderes y por si fuera poco, los mismos errores se siguen cometiendo. Por ello es preferible que los directivos y empresarios opten por otras alternativas sin verse obligados a recurrir al recorte y la contratación de personal con asiduidad. Algunas consecuencias de la rotación de personal son las siguientes:

  • La empresa, en general, sufrirá estrés.
  • Trabajará bajo presión prácticamente todo el tiempo.
  • Las discusiones incrementarán, disminuyendo así la calidad de vida de los empleados.
  • Se generarán trabajos de mala calidad debido a las tensiones internas de la empresa.

Estos son algunos factores que se deben considerar en la rotación de personal:

  • Jefes y líderes que sólo exigen sin mostrar el camino o el ejemplo.
  • Salario bajo. Eso obliga a los empleados a aceptar momentáneamente el puesto y buscar al mismo tiempo mejores oportunidades.
  • Mala capacitación al personal y desatención a sus necesidades.

Después de este breve análisis, parece que lo más sano es escoger mejor a cada empleado con la ayuda de métodos rigurosos, y tratar de invertir lo justo en el proceso de capacitación, preparación e identificación de este con la empresa. En muchas ocasiones parece imposible destinar más capital al personal y al área de recursos humanos si gran parte de estos están “invertidos” en las oficinas o en otro tipo de necesidades, por ejemplo, equipos de cómputo, materiales de secretaría, mantenimiento, internet y línea telefónica, etcétera. Se trata de una situación un poco desventajosa ya que podrían obtenerse mayores ingresos para optimizar el funcionamiento de las empresas al adoptar otro tipo de prácticas relativas al mundo empresarial.

Una recomendación para las compañías que se encuentran en crecimiento o en proceso de estabilización, es invertir en dinámicas cuya finalidad sea mejorar el producto o servicio, pero sobre todo, en contratar al mejor personal disponible en el mercado. El “recorte” de gastos entonces sería aplicado al espacio físico denominado como oficina y es ahí donde las oficinas virtuales DF se convierten en una solución definitiva al problema que hemos estado planteando.

En una ciudad tan complicada como los es la capital de México, es importante facilitarle la vida a los empleados, es decir, proveerles de un lugar adecuado para trabajar, con ambiente tranquilo, excelente ubicación y servicios de primera. Si ellos están cómodos, usted mismo comprobará que la productividad aumentará considerablemente y la calidad en los productos y servicios será mayor.  Aunque muchos se muestren escépticos, en algunos casos es preferible contar con un espacio virtual que con uno presencial. Muchos empresarios en la actualidad, mantienen relaciones con sus empresarios a través de plataformas no físicas, pues estas han comprobado ser eficientes, cómodas y amables con el bolsillo de los propietarios. Por tal motivo, este tipo de oficinas son más populares con el transcurrir de los años. Seguramente en el porvenir estas definirán las relaciones comerciales entre directivos y trabajadores, empresas y clientes.

Lo invitamos a que pruebe esta alternativa que comienza a sustituir a las oficinas convencionales. Si usted desea adquirir una de estas plataformas con las que podrá trabajar desde cualquier sitio con conexión a internet, con todos los servicios básicos que distinguen a los espacios para oficinistas y libre de las molestias que ocasiona el asistir constantemente a un sitio para laborar, contáctenos. En IBS contamos con las mejores oficinas virtuales DF, acordes a sus necesidades y presupuesto. Dese la oportunidad de conocer una nueva manera de concretar negociaciones y reuniones con sus clientes y empleados. Somos sin duda la mejor opción en la Ciudad de México.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*



*