El diseño de las salas de juntas puede fomentar la creatividad empresarial

0
112
domicilio fiscal

Las salas de juntas son una parte importante de cualquier centro de negocio. Son un lugar donde se pueden tomar decisiones claves y discutir desafíos que enfrenta una compañía. Es por ello por lo que deben estar equipadas con todo lo necesario, como mesas, sillas, equipos de audio y video y material de escritorio.

La correcta organización de estos elementos puede fomentar la creatividad y la resolución de problemas dentro de un espacio de trabajo, pues se sabe que el diseño de estas salas puede influir en la forma en que las personas se comunican y trabajan. Los siguientes factores son importantes a la hora de diseñar una sala de reuniones:

  • La iluminación debe ser adecuada para que las personas puedan ver claramente.
  • El espacio debe ser lo suficientemente grande para que las personas puedan moverse libremente.
  • La disposición de las sillas debe ser adecuada para que las personas puedan hablar y trabajar cómodamente.
  • La temperatura: debe ser lo suficientemente cálida para que las personas se sientan cómodas.

Las salas de juntas en los negocios pueden ser de muchas formas, como:

  • De un solo espacio.
  • De un espacio con múltiples salas.
  • De una sala con varias mesas.
  • De una sala con múltiples mesas.
  • De una sala con pisos acolchados.

¿Qué es el diseño de una sala de juntas?

En primer lugar, no es fácil para un profesional de diseño de interiores, que sabe cómo se desarrolla este proceso, identificar lo que quieren exactamente sus clientes. En este caso, no importa si el cliente es una compañía, una empresa o un individuo, todos necesitan una sala de juntas que se ajuste a sus necesidades, por lo que será necesario una evaluación para encontrar la mejor solución.

Su diseño es un proceso que involucra a muchos profesionales de diferentes áreas. El diseñador de interiores, el electricista, el instalador de equipos y el diseñador de la iluminación tienen que trabajar juntos con el fin de hacer un espacio cómodo y funcional.

Además, el cliente debe tener en cuenta los siguientes factores, es decir, el diseño de la sala de juntas tiene que ser estéticamente agradable y no debe ser tan caro. Cabe destacar que todos los factores que afectan a la sala de juntas no se pueden tomar en consideración de una manera independiente.

Dentro del desarrollo del proyecto hay que considerar también que sea suficientemente grande para todos los asistentes. De esta manera, el diseño se puede dividir en dos partes: el diseño de la sala de juntas y el diseño de la instalación. Este último depende de la cantidad de personas que asistirán a la reunión.

Aunque muchas empresas están olvidando estos aspectos, el diseño de una sala de juntas no se limita solo a la elección del mobiliario, la decoración y la iluminación, pues el cliente debe decidir cómo será la sala de juntas. Este es un proceso de cinco etapas:

La primera etapa es la preparación de una hoja informativa que comienza con la descripción del cliente. La siguiente etapa consiste en la planificación donde se delimita el plan de actividades para redefinir el nuevo espacio de trabajo.

Muchas empresas se preocupan por la forma de la sala de juntas. Los asistentes a una reunión tienen que sentirse cómodos y relajados, de lo contrario, no podrán realizar su trabajo adecuadamente. El diseño también tiene que ser funcional y este es uno de los pilares de los servicios de Oficinas IBS.

En este sentido, en Oficinas IBS contamos con un sistema de renta de salas de junta adaptable, por ejemplo, si únicamente necesita el espacio para una hora, puede tenerlo, y si sus juntas son de larga jornada, también hay espacio para ello.

Una sala, múltiples diseños

En Oficinas IBS contamos con salas de juntas que se adaptan a sus requerimientos; entre los espacios para elegir están: oficinas ejecutivas, salas de negociación y juntas, ofrecemos distintos lugares porque sabemos que no todas las reuniones tienen el mismo objetivo, por lo tanto, el ambiente debe ser diferente.

Y es este punto es fundamental en la cultura de trabajo porque no se puede llevar a cabo una reunión si no se han contemplado los espacios.

Si se trata de juntas de alta dirección se deberán tener en cuenta los accesos directos a las mesas de los directores, los espacios y los ángulos de las habitaciones a fin de facilitar las comunicaciones, optando por una disposición más en forma de «U» que en forma de cuadrado o círculo.

Dentro de los muebles se deben evitar los que tienen más de dos o tres patas, es decir que no se pueden apoyar bien en el suelo. Las sillas deberían ser de tamaño que permita alrededor de un 90% de las personas sentarse cómodamente, y las mesas deben ser lo suficientemente grandes como para que cada uno de los que estén sentados puedan tener frente a sí suficiente espacio para apoyar los papeles que utilizarán.

El suelo debe ser neutro y no llamar la atención, sin ninguna clase de colores o de diseño.

Es seguro que las personas se sientan cómodas con este tipo de espacios, y es más seguro que se produzcan las mejores ideas y soluciones. Además, la capacidad de comunicación es fundamental para la resolución de problemas y para ello es necesario que se cuente con una sala que permita que las personas se relacionen de una manera directa y con la máxima claridad.

Sea o no cliente de IBS acérquese, tenemos seis ubicaciones dentro de la ciudad de México, puede encontrarnos en Tecamachalco, paseo de Reforma, Insurgentes sur, Polanco Maasaryk y Santa Fe o contactarnos en los teléfonos (800) 700 9393, (55) 5293 9300 o mandarnos un correo electrónico con todas sus dudas: contacto@oficinasibs.com.mx con gusto le atenderemos.