¿Por qué tener un domicilio fiscal ayuda al crecimiento de la empresa?

0
1
renta de oficinas

Contar con un domicilio fiscal es indispensable para todas las empresas establecidas en México debido a que solo así pueden ser dados de alta ante el SAT, el IMSS y otras instituciones, como las bancarias, por ejemplo. Lo primero que tiene que saber es cuál es la diferencia entre un domicilio de actividad y uno fiscal.

El domicilio es el lugar en donde el personal realiza las actividades de la empresa; por su parte, el domicilio fiscal es en el que las autoridades del SAT localizan a cierta empresa, envían todas las notificaciones. Ambos domicilios pueden ubicarse en un mismo punto o en otra dirección, lo que es muy conveniente para una empresa que tiene diferentes sucursales, ya que puede registrar un lugar único al que llegarán todas las notificaciones en general.

¿En qué consiste un domicilio fiscal?

Aún y cuando el teletrabajo se vuelve cada día más frecuente y por tanto las empresas dejan de tener una oficina formalmente establecida, las autoridades obligan a los contribuyentes a seguir cumpliendo con ciertos elementos que les permiten tener un mayor control, siendo los domicilios fiscales uno de esos requisitos. Se trata de las direcciones con las cuales una empresa estará registrada ante el Servicio de Administración Tributaria

Sin importar si se opta por la renta de oficinas o si se tiene un espacio propio para establecer las instalaciones de la empresa, es muy importante que el contribuyente informe al SAT acerca del lugar en el que se establecerá la empresa y con ello su domicilio de fiscalización. El SAT pide cumplir con este requisito básicamente por dos motivos: para poder localizar a los contribuyentes en caso de ser necesario y para tener la forma de ubicar toda la información fiscal del contribuyente, en caso de que sea necesaria una comprobación fiscal.

Uno de los beneficios más notables de tener registrado un domicilio fiscal es que la empresa estará registrada y, por tanto, será formalizada y tener una mejor imagen empresarial hacia sus clientes. Además, esto permite a la empresa gozar de todos los beneficios que ofrecen la SHCP y el SAT para los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales, comerciales y mercantiles.

Estos beneficios son un aliciente para que ustedes como empresarios cumplan con sus obligaciones fiscales; no obstante, hay otros beneficios que se pueden obtener al acreditarse como empresa responsable que cumple con sus obligaciones fiscales. Formalizar una empresa y apegarse a las normas establecidas por la autoridad permite tener una mayor facilidad para acceder a un crédito bancario para hacer crecer su negocio.

Lo cierto es que este registro también les permitirá acceder a préstamos gubernamentales en el Instituto Nacional de Emprendedores, enfocado en apoyar a las MiPymes, lo que significa que ustedes podrán recibir un financiamiento para su negocio solo por cumplir con las obligaciones fiscales ante el SAT. De igual manera, con este registro, sus empleados podrán verse beneficiados, ya que podrán acceder a programas de crédito, como es el caso de Fonacot, que fue creado para apoyar la adquisición de bienes y servicios por parte de los trabajadores a tasas competitivas de mercado.

¿Qué pasa si miento sobre el domicilio fiscal?

Suele suceder que algunas empresas brindan información falsa al SAT con el objetivo de evadir sus responsabilidades fiscales; sin embargo, hacerlo no es una buena idea, no solo porque se está fuera de la legalidad, sino porque además, las autoridades podrán auditarlo en donde consideren está el domicilio fiscal, por lo que es probable que esta estrategia no sea muy buena, pues la sanción podría ser la prisión, ya que se les acusaría de defraudación fiscal.

El artículo 110 del Código Fiscal de la Federación (CFF) establece que el contribuyente que incurra en defraudación fiscal por dar datos falsos del domicilio de fiscalización podrá pasar en prisión desde tres meses a tres años. Sin duda, es de pensarse dos veces antes de incurrir en este tipo de prácticas.

Evitar conflictos por no tener domicilios fiscales es muy sencillo, pues en Oficinas IBS somos una empresa enfocada en ofrecer soluciones tanto integrales como inteligentes para aquellos empresarios que necesitan tener una empresa que cumpla con los requisitos fiscales. Ya sean nuestras oficinas virtuales o físicas, en IBS te brindamos la posibilidad de contar con un domicilio para que puedan dar de alta su negocio ante el SAT, el IMSS, y otras instituciones gubernamentales.

En Oficinas IBS no solo ofrecemos este tipo de soluciones, sino que contamos con otros servicios que permitirán hacer crecer sus negocios. Nuestras soluciones están enfocadas en optimizar tanto el tiempo como los recursos de nuestros clientes, de modo que al usar nuestros productos y servicios puedan concentrarse en hacer crecer la empresa. Si quieren conocer más detalles sobre el servicio de domicilio fiscal, los invitamos a contactarnos a través de nuestro correo electrónico contacto@oficinasibs.com.mx o a través de nuestras líneas telefónicas de contacto (55) 5293 9300.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*