Oficina virtual, la nueva forma de trabajar

0
41
oficina virtual

La tecnología que se encuentra disponible hoy en día ha revolucionado gran cantidad de ámbitos, actividades y sectores, dando paso a una era virtual a la que muchos ya se han adaptado. La oficina virtual, por supuesto, es parte de este cambio y nuestro tema central en esta nueva entrada del blog de Oficinas IBS.

Invertir en oficinas o edificios completos, ya sea que estos se compren o se renten, puede ocasionar enormes gastos a los dueños y empresarios de las compañías, especialmente cuando sus empresas apenas están comenzando a incursionar en el mercado. Para estos casos, las oficinas virtuales, son sin duda la mejor opción por varias razones; este tipo de oficinas, además de ser más económicas que montar una oficina, tiene muchos beneficios, los cuales estaremos nombrando a lo largo de esta nota.

Probablemente el primero y más importante de los beneficios es la cuestión monetaria, ya que al rentar las oficinas en esta modalidad, el costo es mucho menor, no solo porque no estarás pagando una costosa renta por ocupar un lugar físico, sino que tampoco tendrás que gastar en mobiliario ni en todos los servicios que se necesitan para que una oficina común y corriente puede funcionar, atender al público en general y recibir a clientes y proveedores.

Otro beneficio importante es que al contar con una oficina virtual, no importará en dónde te encuentres, ya que podrás seguir operando de manera remota desde cualquier parte del país o del mundo, pues sabemos que mediante el internet todo es posible en la actualidad y gran cantidad de actividades y procesos pueden realizarse a distancia sin tener que asistir al lugar. Esto ha ahorrado costos a millones de personas en el mundo y también tiempo, ya que ahora, no necesitan pasar horas formados en las filas de un banco cuando con un par de clics en la computadora pueden hacer los movimientos y transacciones que necesiten.

Las oficinas virtuales que te ofrecemos en Oficinas IBS, pueden contar con domicilio comercial, fiscal, recepción de llamadas, sala de junta e incluso oficinas físicas, todo esto con base en las necesidades que tenga la empresa que esté contratando el servicio, las cuales variaran según el giro o la actividad que estas desempeñen. En caso de que la empresa requiera de otro tipo de servicios puede hacérnoslo saber y con mucho gusto veremos la manera de poder otorgarlo.

La realidad es que hoy en día, prácticamente cualquiera que lo desee puede contratar una oficina virtual. Quienes más hacen uso de ellas son los pequeñas y medianas empresas, nuevos emprendedores de un sinfín de negocios y empresas, egresados de diferentes carreras y actividades. En la actualidad en donde ya mucha cosas se hacen de manera virtual, estas personas no necesitan pagar grandes cantidades de dinero por oficinas físicas si todo pueden hacerlo a distancia, ahorrando también su tiempo. Para los colaboradores de estas empresas, esto también puede resultar bastante benéfico, ya que no necesitan trasladarse diariamente al lugar de trabajo, sino que pueden cumplir con su función desde su hogar, lo que también les permite llevar a cabo otras actividades y dejar de perder tiempo en los traslados.

En algunos otros casos, en los que sí se requiere que las oficinas de la empresa se encuentren accesibles al público, las oficinas virtuales pueden ser solamente algo pasajero para iniciar el negocio sin tener que dejar pasar más tiempo mientras los demás aspectos están listos para iniciarse. Después de esto, las oficinas pueden convertirse en físicas o solo utilizarse cuando realmente se necesiten.

Gran cantidad de empresas y negocios en la actualidad hacen de todo para darse a notar por medio de internet, porque saben que los clientes se encuentran ahí, navegando y comprando en todo momento, por lo que independientemente de tener sus oficinas o comercios en un establecimiento fijo, añaden el plus de ofrecer también este servicio para aquellos clientes que prefieran comprar en línea en lugar de ir a visitar la tienda.

Un beneficio diferente aparte de los que ya hemos mencionado a lo largo de la nota, es que al contar con oficinas virtuales las empresas no necesitarán contratar a demasiados empleados para llevar a cabo las funciones que necesitan, y por obvias razones reducirán aún más sus costos y gastos, pudiéndolos ocupar o invertir en algo más que se necesite.

La forma en que las personas que trabajan de esta manera pueden conectarse con sus clientes, empleados y proveedores es la misma. Hoy en día las videollamadas son la solución perfecta para solucionar esta problemática y poder trabajar de manera cercana con estas personas, sin tener que moverse de su lugar de trabajo, ahorrando así muchas horas en los tiempos de traslado. Al recurrir a esta aplicación las juntas, llamadas y reuniones pueden hacerse de manera puntual y sin que nadie tenga que estar esperando ni desatender otras actividades. Incluso si se desean hacer llamadas rápidas, también es posible.

Al trabajar de esta manera existen muchas posibilidades, ya que de igual manera puede hacerse desde la computadora de escritorio, así como con medios más tecnológicos como una computadora portátil, una tableta o hasta un celular, dispositivos que hoy en día pueden encontrarse con facilidad y que prácticamente cualquier persona tiene. En el caso de los colaboradores que se contraten a distancia, las empresas y emprendedores no tendrán que invertir en su equipo de trabajo, sino solicitar que cuenten con el equipo necesario para poder unirse a la empresa, lo cual definitivamente no representará ningún inconveniente.

Es importante destacar que las oficinas virtuales son tan serias, formales y profesionales como puede serlo una que se encuentra de manera física. En la actualidad este ya no debe ser un tema de desconfianza o que la gente no tome con el debido respeto, pues las personas que trabajan en esta modalidad se comprometen de la misma manera que quienes lo hacen en oficinas de manera presencial.

Como podemos ver, el uso de una oficina virtual es una excelente alternativa para empezar una empresa o negocio, o complementar la que ya se tiene, todo dependerá de los requerimientos que se tengan. Recuerden que se trata de una pequeña inversión que a la vez puede traerte múltiples beneficios, uno de ellos, el poder empezar operaciones sin tener que esperar más tiempo.

En Oficinas IBS contamos con las mejores oficinas virtuales; los invitamos a conocerlas y a conocer la nueva forma de trabajar.