¿Por qué las pequeñas empresas pasan de la oficina física a la virtual?

0
414
oficina virtual

El alto costo de arrendamiento de espacios de oficina es considerable para las pequeñas empresas; representan en promedio, casi el diez por ciento de los gastos de un negocio. Por ello, las compañías cada vez más optan por una oficina virtual que les permite ahorrar sin sacrificar su imagen profesional.

Hay una serie de desventajas asociadas con el arrendamiento de oficinas físicas, como los grandes gastos generales, el mantenimiento, equipo o la limpieza, menos flexibilidad para los empleados con desplazamientos, mayor nómina debido a la necesidad de contratar a una recepcionista, grandes costos de mercadeo y un menor grupo de contratación, como resultado de los requisitos de ubicación.

Por estas razones, son cada vez más las pequeñas empresas que consideran dejar sus oficinas físicas y optar por oficinas virtuales. Las compañías toman los que han ahorrado y lo invierten en el negocio, generando más ingresos y atrayendo a mejores talentos que agradecen la flexibilidad.

Las empresas que ofrecen a sus trabajadores la capacidad de trabajar dónde y cuándo quieren obtienen un rendimiento cuatro veces mayor, lo que también implica que pueden reclutar y retener a los mejores talentos con mayor facilidad. Estos trabajadores ven las oficinas virtuales en el DF como una oportunidad para establecer contactos con otros colegas, prospectar nuevas oportunidades de negocios y trabajar desde un entorno profesional.

  • Recomendaciones para cambiarse a una oficina virtual

Si ya han decidido cambiarse a una oficina virtual, se preguntarán cuáles son los pasos que deben seguir para garantizar que su traslado del espacio físico sea exitoso; pero, para ello, les aconsejamos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Ubicación. La ubicación significa casi todo cuando se trata de oficinas virtuales, por lo tanto, asegúrense de que su dirección virtual se encuentre en una ubicación conocida que exija respeto.
  • Servicios a empresas. Debe venir con varios servicios comerciales, como recibo y reenvío de correo, listado de directorio de lobby, recepcionista de llamadas, entre otros.
  • Salas de reuniones y oficinas de día. Aunque ya no necesitan espacio de oficina físico permanente, aún requieren de espacios de conferencias y salas de reuniones para juntas de empleados, prospectos y clientes.
  • Ubicaciones remotas. A medida que las pequeñas empresas aumentan su base de clientes, también lo hacen los parámetros geográficos de sus negocios. Esto significa que es probable que necesiten oficinas virtuales en otros lugares, con soluciones de salas de reuniones y centros de negocios en otras ciudades.
  • Herramientas tecnológicas. Para conectarse con otros empleados, prospectos y clientes, sus empleados requieren las tecnologías adecuadas, como conferencias de audio y video, recepcionistas virtuales y automáticos, así como herramientas de comunicación y administración de proyectos.
  • Políticas y procesos de negocio. Los empleados acostumbrados a trabajar desde una oficina física necesitan nuevas políticas y procesos comerciales para la oficina virtual, como cuándo y dónde deberían trabajar, los requisitos de comunicaciones, lo que se puede gastar, entre otros.

En Oficinas IBS contamos con los mejores paquetes de oficinas virtuales México DF que se ajusten a sus requisitos comerciales y ayudarles a reducir los costos, al tiempo que mejoran la productividad y descubren nuevas oportunidades comerciales. Para más información sobre las soluciones de oficina virtual que les ofrecemos, los invitamos a comunicarse con nosotros al teléfono: (55) 5293 9300 o al WhatsApp: (55) 5293 9393.