Las Oficinas virtuales en el DF

oficinas-virtuales-en-el-DF-oficinasibs

Todos aquellos empresarios y emprendedores saben que el éxito y la prosperidad de un negocio depende de diversos factores, algunos más importantes que otros. Entre aquellos de suma relevancia se encuentran los espacios de trabajo. ¿Qué sería de aquellas firmas y compañías que hoy en día gozan de estabilidad, sin la participación de ese espacio laboral que llamamos oficina, tan cardinal para las operaciones de las empresas? Seguramente, muchas firmas conocidas tanto en el mercado nacional como en el extranjero, serían hoy desconocidas o simplemente no contarían con el reconocimiento que poseen en la actualidad. Dicho esto, se entiende que, aunque las oficinas no son la clave del éxito, si son de mucha ayuda en las dinámicas empresariales.

Algunas veces las personas en la Ciudad de México desean disponer de una oficina, pero no cuentan con el dinero suficiente para costear una en esta zona céntrica, o simplemente necesitan una a la cual asistir de manera ocasional. En tal caso, no es conveniente disponer de una oficina convencional, ya que en esta es casi necesaria la asistencia con constancia. Por otra parte, existen empresarios y profesionistas que requieren de opciones más flexibles y versátiles, acordes a su ritmo de vida, para ellos las oficinas virtuales en el DF son la alternativa más cómoda y viable. ¿Por qué? Porque pueden trabajar en ellas a cualquier hora, desde cualquier sitio, tan sólo requieren de una conexión a internet y un equipo de cómputo para tener acceso.

Hablemos ahora un poco sobre el corazón del país para comprender el papel que desempeñan las oficinas y los negocios en este proyecto urbano. Uno de los núcleos económicos más importantes de nuestro país (o mejor dicho, el más importante) es, sin lugar a duda, el Distrito Federal (nombrado hace poco de manera oficial “Ciudad de México”). Durante los años que siguieron a la revolución mexicana, la ciudad atravesó por una dura etapa de recuperación en la que se dio la inclusión de aquellos pueblos que eran aledaños a la urbe, para que formaran parte de una localidad mucho más extensa y variada. Los principales recursos que fueron producidos en la época precedente a dicha restauración, eran agrícolas y de obrajes, los cuales, se producían en estas zonas colindantes con el centro.

Conforme el tiempo fue pasando y durante el transcurso del siglo XIX, fueron sumadas a la ciudad las prácticas relativas a la industria textil y papelera. Después de que el conflicto revolucionario concluyera, el sector industrial tuvo que reformarse para poder estructurar la estabilidad de la nación y fortalecer así su actividad económica. Pese a las transformaciones contrastantes de la economía de México durante el siglo XX, la urbe sigue siendo el sitio al que muchas personas van con distintos fines: ya sea de visita, para conseguir empleo o iniciar actividades económicas con miras a aumentar el capital de inversión.

Sin embargo, debido a la falta de una correcta regulación y a este crecimiento desmesurado tanto de actividades profesionales como de espacio y crecimiento poblacional, muchas industrias se han tenido que desplazar a las zonas metropolitanas de la urbe, sin perder el constante y fuerte contacto con aquellas áreas dedicadas a la actividad comercial de la Ciudad de México. Lo que sucede a veces y con bastante frecuencia, es que las fábricas y los centros de operación (o en donde se llevan a cabo actividades relativas a la producción) desempeñan sus labores en estas zonas industriales que fueron establecidas en los márgenes de la ciudad, mientras que en el corazón de esta son realizadas todas las actividades referentes a la administración, gestión y coordinación de los corporativos y empresas.

Es por ello que han surgido zonas exclusivas y específicas, en donde han sido establecidos los centros de oficinas virtuales en el DF. Una de la áreas que más se ha destacado por ser un centro de operaciones empresariales es la histórica avenida “Paseo de la Reforma”. No en vano se ha fundado ahí la Bolsa Mexicana de Valores, la cual, opera y funciona bajo una concesión otorgada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Otro centro operativo con fuerte presencia es la Central de Abastos de la Ciudad de México, se trata de uno de los centros de abastecimiento más importantes en el interior de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Es por tales motivos que la ciudad sigue siendo un sitio de suma importancia para la realización de actividades de este tipo. Si usted está interesado en hacer crecer a su empresa y posicionarla en un nivel muy alto, la mejor opción es establecer su centro de operaciones ya sea en un centro establecido y fijo o en una de las oficinas virtuales en el DF. ¿No conoce a ninguna firma que provea a los solicitantes de estos espacios virtuales? Deje de buscar, nos presentamos: somos IBS, líderes en la renta de oficinas tanto físicas como virtuales. En Oficinas IBS tenemos la mejor alternativa para usted en esta importante zona del país. Todas aquellas empresas que se instalan en el corazón de la nación tienen muchas oportunidades de alcanzar el éxito y la estabilidad que todo negocio desea.

Si usted es un emprendedor, recién egresado, profesionista o empresario experimentado y desea ahorrar para invertir en otros procesos relativos a su negocio, piense en los beneficios que proporciona adquirir una de las oficinas virtuales en el DF que ofrecemos. Sin duda quedará encantado con este tipo de servicio tan novedoso en el ámbito de la tecnología empresarial. No lo piense más, contáctenos, le garantizamos que con nosotros tendrá la mejor experiencia.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*



*