¿Rentar una oficina virtual con domicilio fiscal?

0
1
domicilio fiscal

Al hablar de la renta de una oficina virtual pensamos en la cantidad de beneficios que ofrece esta nueva alternativa a nuestro negocio, sin considerar que trae consigo la posibilidad de adquirir un domicilio fiscal, el cual es necesario para formalizar los servicios o productos que otorgamos y contar con un soporte ante diversas entidades del Estado o bancarias. Por eso, si desea iniciar en el mundo laboral de una forma correcta y sin ningún tipo de inconveniente, es pertinente conocer algunos aspectos de este servicio tan esencial.

¿Qué significa dirección fiscal?

Antes de hablar acerca de los beneficios que otorga adquirir una dirección fiscal, es pertinente dar a conocer su concepto, con el fin de aclarar su significado e importancia en el mundo empresarial o en cualquier área que requiere formalizar su negocio, inclusive recién iniciando con el proyecto.

Entonces, el domicilio fiscal es una dirección que se le otorga al SAT y demás entidades gubernamentales o bancarias, con el fin de que lleguen todos los avisos, requerimientos, documentos importantes o problemáticas que se presenten con el Estado y necesiten de pronta atención.

Las empresas que tienen una gran cantidad de sucursales seleccionan una sede administrativa o un punto fijo en donde lleguen cada uno de estos documentos o avisos, con el fin de que se encuentre organización y no se dificulte la labor al atender las demandas o solicitudes por parte de las entidades de poder que manejan el país y los bancos que se presenten asociados.

Recuerde que este domicilio es necesario para las personas naturales y jurídicas, en dado caso que se tenga una relación con el Estado o se haya creado un negocio bajo el margen de la ley, cumpliendo todos los requisitos que se presentan en el país y otorgando la información necesaria a cada una de las entidades, con fin de mantener una comunicación y evitar inconvenientes relacionados con las normativas vigentes del lugar.

Para aquellos sujetos que tienen diferentes sedes no presenta un inconveniente seleccionar una como domicilio fiscal, pero el lío surge cuando el negocio es remoto o recién se encuentra iniciando, el cual no tiene las mismas fuentes económicas que posibiliten vincular una dirección de su empresa y convertirla en algo real o fiable.

Por esa razón se presentan opciones para que ningún tipo de negocio se vea afectado por estos inconvenientes, creando la posibilidad de rentar espacios virtuales o físicos que otorguen un servicio de dirección fiscal y comercial, de manera que la persona reciba toda la correspondencia y visitas importantes en estos lugares, sin necesidad de involucrar su vida personal o pagar cantidades exorbitantes de dinero por métodos tradicionales.

¿Qué es una oficina virtual?

Ahora bien, es necesario conocer el término de oficina virtual y observar los múltiples beneficios que otorga al optar por sus servicios; se trata de una modalidad de renta, que permite disfrutar de ciertos aspectos de las oficinas normales, pero sin tener que pagar tarifas altas o verse obligado a utilizarla diariamente.

Lo que quiere decir que, sólo tendrá que pagar por los días que realmente necesita utilizarla, por ejemplo, en reuniones con socios, clientes o demás situaciones importantes que requieran de un espacio para dialogar o exponer los avances del negocio. Además, no deberá gastar dinero por el mobiliario y los servicios adicionales que ofrece, sólo si están dentro del plan que escogió.

Digamos que, usted escogió un plan que incluye lo básico y como adicional tiene la dirección fiscal o comercial, permitiendo que obtenga aún más beneficios y por una tarifa mínima. De igual manera, se ahorrará el pagar servicios de electricidad, internet o agua, los cuales son elevados y en una oficina tradicional deberá adquirirlos por su cuenta.

Por otro lado, tendrá un sitio en donde trabajar sin sentirse incómodo por recibir clientes en su hogar o perder oportunidades porque no encontró un espacio adecuado por un bajo precio. Así que, si se está iniciando en el mundo de los negocios y quiere obtener ganancias rápido, siguiendo todas las normativas que rigen el país, las oficinas virtuales CDMX son la mejor opción para lograr sus objetivos.

Con una oficina virtual y una dirección fiscal, su negocio obtendrá mayor credibilidad, podrá dejar de involucrar su vida personal con la profesional y comenzar a sentir independencia o privacidad. Recuerde que no es pertinente colocar su domicilio residencial como correspondencia de entidades gubernamentales, porque todo el mundo estará al tanto de sus movimientos o requerimientos, dejando expuesto la intimidad de su hogar en diferentes lugares.

De igual manera, sus clientes o socios no lo verán como algo pertinente y su vida laboral no será del todo exitosa, por eso es importante contar con espacios profesionales y un domicilio fiscal independiente, posibilitando que su negocio surja y reciba los mayores beneficios. Si desea obtener más información acerca del tema, comuníquese por medio del correo electrónico contacto@ofinasibs.com.mx o escríbanos al número de WhatsApp +52 (55) 5293 9300.