Todo lo que debes saber sobre el domicilio fiscal

0
58
domicilio fiscal

Comúnmente se usa el término domicilio para referirse al lugar donde se vive. Pero en el campo legal, domicilio fiscal se refiere al lugar donde una empresa física o moral, lleva a cabo sus actividades profesionales o se trata de la dirección donde se tiene el negocio. En el Código Civil Federal – CCF se expresa que el domicilio es el lugar donde una persona física o moral vive desde hace al menos 6 meses, la ubicación del negocio o donde se realizan las actividades comerciales. A continuación, explicaremos más detalles sobre este tipo de datos que se deben cumplir ante el SAT – Servicio de Administración Tributaria.

En ciertas ocasiones, cuando el contribuyente dispone de dos o más sucursales o domicilios, el SAT determinó que el domicilio fiscal es el lugar donde se realiza la administración de la empresa. Por otro lado, la persona física maneja este domicilio como aquel lugar donde se realizan sus actividades, por ejemplo: despacho o consultorio. Pero, si en dado caso no dispone de un local comercial, puede utilizar la dirección donde vive.

¿Qué es el domicilio fiscal para personas físicas y morales?

El término de domicilio fiscal, se encuentra fundamentado en dos consideraciones: personas morales o personas físicas. Si se trata de personas físicas, el domicilio tiene relación con el lugar donde se llevan a cabo las actividades empresariales de éste. También, se refiere al local que se usa para el desarrollo de las actividades.

En el caso de las personas morales se atribuye este término a una de las siguientes opciones:

  • Aquellas personas morales residentes en el país deben indicar el domicilio del local donde se encuentra el centro de negocios o la administración de la empresa.
  • Los establecimientos de personas morales residentes en el extranjero deben indicar el domicilio de dicho establecimiento; en el caso de varios establecimientos, deben indicar el domicilio del local en donde se encuentre la administración principal del negocio en el país, o en su defecto el que designen.

Hay muchas razones por las cuales es conveniente presentar debidamente esta información. Pues, formalizar una empresa permite optar a respaldos de índole económica por parte del INADEM, es decir, el Instituto Nacional de Emprendedores, ente que se encarga de apoyar a los pequeños y medianos empresarios, entre otras consideraciones más.

¿Por qué es importante el domicilio para el SAT?

La autoridad fiscal hace la solicitud que el contribuyente indique un domicilio fiscal, o en dado caso, una dirección física del negocio, para poder tener una información total del contribuyente, para inspeccionar las actividades que realiza cuando sea necesario, mandar avisos, entre otros aspectos.

¿Qué pasa si se llega a mentir sobre el domicilio ante el SAT?

Mentir sobre este aspecto es la peor decisión que se puede tomar, dado que, si se llega a dar cuenta el SAT puede solicitar una auditoría para detectar las razones por las cuales se tomó esta decisión. Ante este caso, podrá imponer multas o incluso la prisión según se considere en el ámbito legal. Por tal razón, es recomendable dar la información correcta, cuando así lo amerite el SAT para evitar cualquier contratiempo en cuanto a este tipo de información.

¿Qué avisos envía el SAT?

El SAT mantiene la comunicación debidamente con los contribuyentes, a través del Buzón Tributario, allí envía requisas, comunicados y avisos sobre las devoluciones de impuestos y declaraciones. Es por ello por lo que el domicilio es necesario para que la autoridad pueda ubicar de forma física al contribuyente, verificar que no realice malas prácticas, llevar a cabo auditorías y comprobar que se cumplan las obligaciones pertinentes.

¿Qué pasa si no cuento con este tipo de domicilio?

Es importante que las personas físicas y morales dispongan de un domicilio fiscal ante el SAT. De no tener esta información o suministrar una dirección falsa, puede ser razón suficiente para proceder a una auditoría o enfrentar ciertas consecuencias legales. Además, es motivo de sanciones, cuando se desocupa el lugar indicado por domicilio fiscal, sin antes haber presentado un aviso de cambio al RFC.

En definitiva, estar localizados es fundamental para abrir una empresa y mantenerla legalmente sana. De esta manera se evita en gran medida las malas prácticas ante la autoridad. Siempre es decisión de los empresarios, pues muchos de los contribuyentes comienzan estos trámites cuándo la empresa comienza a tener ganancias y flujos de efectivo.

IBS, una empresa 100% Mexicana

En IBS nos caracterizamos por ayudar a tu crecimiento empresarial y personal, reflejándose en nuestras instalaciones como una persona totalmente profesional y encaminada al éxito. Nuestros planes incluyen la posibilidad de reservar nuestras salas de juntas por un costo adicional. Todo ello, con la finalidad de hacer uso de ellas en cualquiera de nuestras sucursales, según las tarifas establecidas por cada operador.

Además, en IBS te brindamos un domicilio fiscal para que puedas dar de alta tu negocio en el SAT, el IMSS y otras instituciones; asimismo, obtendrás otras soluciones como domicilio comercial, recepción de llamadas, envíos, equipo de mensajería o secretaría. Puedes comunicarte al (55) 5293 9300 o por el correo electrónico: contacto@oficinasibs.com.mx.